Vulnerabilidad

 

Sé fuerte, duro, independiente, mira siempre hacia delante. No dudes, no seas frágil, no te dejes caer, no cometas errores.

Hasta que te cansas.

Porque la debilidad existe, porque somos vulnerables, porque erramos, lloramos, nos equivocamos en las decisiones, tememos y sufrimos.

Sí, sufrimos.

Aunque queramos evitarlo, aunque nos eduquen para eliminar cualquier vestigio de dolor.

Porque construimos una historia. Un camino en el que fuimos, somos y seremos vulnerables. Potencialmente podremos hacer daño, y podrán hacernos daño.

¿Y qué?

¿Y qué  si no aprendimos lo suficiente? ¿Y qué si no siempre todo es perfecto?

¿Y qué?

Perdona y perdónate. No siempre seremos los mejores  aunque nos preparen para ello.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements
Posted in Uncategorized | Leave a comment

Dualismos

Leal, fiel e insegura.Asustadiza y valiente.
Insaciable y rastreadora de belleza.  Devota de las casualidades.

Traductora en sueños de lo que a veces, se es incapaz de expresar. Representación de la indisoluble unión entre Eros y Tánatos. 
Amante, del verbo amar. Boceto imborrable.

Pasado, presente y futuro. Materialización de niña y mujer.
Temerosa de lo desconocido, de la soledad, la desconfianza y los interrogantes.

Evolución indisoluble. Adulta y decidida, indecisa a cada paso. 
Ilusionada, nostálgica e inquieta.

De las que cree que siempre existe un destino para cada persona y que todas han de cumplir su propia leyenda personal.La que se entrega y desea recibir esa entrega. La que teme perder aquello que más quiere.

La que se asusta cuando todo sale bien, porque la vida entrena no entrena para ese campeonato.La que a veces, es suya por temor.

Un todo y un nada: dos caras de una misma moneda.

 

Posted in reflexiones | Tagged , , , , , , | Leave a comment

(Me) Prometo

Acostumbrados a prometer a los demás, olvidamos que las mayores promesas han de ser con uno mismo. Acostumbrados a hacer votos, olvidamos que sin el respeto propio, el saco roto es la apuesta más segura.

Por eso, hoy no prometo, sino que me prometo.

Prometo seguir echando de menos, y me prometo seguir reconociéndolo a corazón abierto. 
Prometo luchar, y me prometo guerrear aún cuando los obstáculos sean más duros de lo esperado.                     
Prometo respetar, y me prometo respetarme poniendo a quién merece en su lugar en una lista que encabezo.
Prometo no volver  a caer en los mismos errores, y me prometo aprender de los nuevos.
Prometo volver a las viejas rutinas que me hicieron crecer, y me prometo renovarlas con quien soy hoy en día. 
Prometo ser quien soy, y me prometo explorarme sin miedo a descubrir lo nuevo.  
Prometo querer, y prometo quererme porque sin mí, jamás habrá un nosotros.
Prometo vivir, y me prometo metas futuras que me sirvan de guía en el camino.      
Prometo cuidar, y me prometo cuidarme como aquellos que me ofrecen su cobijo.    
Prometo creer, y me prometo confiar en que a veces las cosas sí salen.

Y sobre todo, me prometo actualizar estas promesas. Porque si algo  hay seguro, es que el punto de salida es solo el inicio de algo que se transforma.

Posted in opinión, reflexiones | Tagged , , , , , , | Leave a comment

Algo más que querer

Un hombre vaga por el desierto. No habla, sólo camina. No sabe quién es.

El porqué de su andadura reside en una decisión tomada cuatro años atrás, cuando decide abandonar todo aquello que amaba…

“Porque con querer no basta” decía quien me recomendó hace ya unos meses el visionado de esa maravillosa película llamada “Paris, Texas”. Y qué palabras más certeras, y qué película más sabía.

“Paris, Texas” es un alegato a la libertad individual, una reflexión sobre los valores morales que rigen nuestra vida, los deseos, los miedos y las culpas que todos cargamos encarnados en las vivencias de Travis, su protagonista. Pero desde aquel momento, y meses después, sigo rescatando esa maravillosa frase con la que me la presentaron.

Porque querer es la conditio sine qua non pero no la única de ellas. Querer es solo el primer paso de algo que va más allá, no puede ser la excusa sobre la que todo se sostenga. Y es que a veces,  queriéndonos nos hacemos daño (paradójicamente sin quererlo): olvidamos que nuestro yo herido daña a aquel que nos da lo que es y acabamos abandonándonos los unos a los otros.

Y he ahí la cuestión: con querer no basta. Porque amar  y dar lo que somos es una de las emociones que dan sentido a esta vida y lo vivimos desde el momento que nos adentramos en ella. “Ama” es uno de los consejos que todos hemos recibido en algún momento de nuestra vida, pero casualmente, amar no es querer y por eso se diferencian. Querer es solo el primero paso para amar, y para amar hay que saber darse, saber cuidarse, saber respetarse y saber luchar contra los propios demonios.

Y si no se es capaz, es preferible coger un coche y abandonar a aquello que más se quiere, abriéndole el paso a otra posible felicidad.

Amar, en definitiva,  es ser jodidamente valiente.

Posted in reflexiones | Tagged , , , , | Leave a comment

Las gafas de ver(te)

“Si pudieras tener un poder, ¿cuál elegirías?”.

Cuando la vida es inocencia, cuando no hay nada más allá de lo que uno es, cuando no hay dobles sentidos y las emociones se manifiestan por sí solas, soñamos con trascender, descubrir lugares remotos y jugar. Ser invisibles para que no nos vean (porque ya nos mostramos bastante) o poder volar para llegar  hasta el infinito y más allá.

Pero un día descubres que no eres Peter Pan y que Nunca Jamás es de todo menos el nombre de un país. Entonces ya no sueñas con surcar el cielo ni con superpoderes que te hagan invencible: la vida ya  comienza a dar golpes y tu mayor poder es jugar de la mejor manera posible las cartas que te brinda.

Y entonces, un día esa pregunta vuelve a tu cabeza. Y la respuesta, con el paso de los años, se ha transformado.

Hoy, si me dieran a elegir, solo pediría unas gafas. Unas gafas para que todos nos pudiésemos ver tal y como nos ven los otros. Y aunque a priori da miedo y las decepciones serían muchas, creo que las alegrías serían mayores.

Porque si nos pudiésemos ver con los ojos de aquellos que nos aman, los miedos desaparecerían y las angustias serían sustituidas por sonrisas.

Por eso,  de mayor solo pido unas gafas de ver(te).

Posted in reflexiones | Tagged , , , , , , , | Leave a comment

Qué más da que lo dijeras, qué más da que lo supieras

No es que fuera de mis favoritas, de hecho, me repelaba bastante escucharla. Sin embargo,  yo también llegué a hacer uso de ella en momentos determinados. Hoy, de nuevo me  he topado con esa expresión que más de uno hemos vivido y experimentado en nuestras propias carnes: ese “te lo dije” que siempre nos hace temblar.

En esta ocasión no ha sido una expresión dirigida a mi, qué va. La oía en televisión, ese aparato que en la mayoría de ocasiones mejora cuando está apagado. Pero hoy, más que nunca, me ha hecho reflexionar sobre la lógica que reside detrás de ella, y el daño que puede causar pese a que nazca de un algo limpio y sincero. Es más, en la mayoría de ocasiones es producto de un sentimiento en el que se desea lo mejor para alguien.

Una vez me dijeron que el amor conlleva dolor. No estoy de acuerdo con esa premisa, sin embargo, en ocasiones, sí que ese mismo amor es el que nos conduce a un sentimiento de sobreprotección, de pre-aviso, de limitar la libertad del otro. Y solo porque sabemos lo que va a pasar.

Quizás la experiencia, la intuición o la propia suerte de emitir un juicio por adelantado nos lleva a acertar en esa quiniela, de que la cruz coincida en el punto exacto. Quizás nos duele lo que ocurre, pero no porque ocurre, sino por a quien le ocurre.

Pero da igual. Da igual el dolor que nos produzca, da igual que acertáramos, da igual si algo nos decía qué era lo que iba a pasar. Porque un “te lo dije” o un “lo sabía” no cambia la sucesión de acontecimientos, ni modifica el pasado, el presente o el futuro pero sí genera dolor y frustración en el receptor del mensaje.

Porque es meter el dedo en la llaga, y dejar de acompañar en el dolor. Es hacer sentir pequeño a aquel que ha cometido un error -y vaya, cuando uno lo comete no necesita de nadie más que de uno mismo para darse cuenta-.

Es  también poner por encima el sentimiento propio de frustración ante los acontecimientos que le suceden al otro, es dejar de empatizar, de ser compasivo -de nuevo, en el sentido de acompañar en el sufrimiento- y de apoyar.  Es mostrarse por encima y olvidar que en realidad nadie lo está, porque todos somos humanos  y bajo esa condición,  somos susceptibles de cometer los mismos errores.

Obviemos las sentencias y comencemos a acompañarnos en esta travesía que la vida será quien haga sus propios juicios.

Posted in opinión, reflexiones | Tagged , , , , , , , , , , | Leave a comment

Todo pasa, todo llega.

Y respiras porque la vida ya no es sinónimo de presión.

Y descubres que siempre ha dejado  de ser aquel “todo o en cualquier tiempo” y se ha transformado en un ahora que es y hasta que quieras que sea.

Y asumes que todo tiene su ciclo, que nada permanece. Pero no duele. Y no duele porque cuando algo desaparece no significa que se vaya, sino que se transforma.

Tampoco duele porque asumes que te has convertido en tu propio dueño y decides por el camino que andarás. Aun a sabiendas de lo mucho que tendrás que luchar y siendo consciente de que vendrán incógnitas, miedos, victorias y derrotas.

Y da miedo, pero no paraliza. Porque sabes que nada tiene un estado permanente.

 

 

 

 

Posted in opinión, reflexiones | Tagged , , , , | Leave a comment

A mi yo del futuro

Recuerda.

Recuerda porque el recuerdo será quién te indique quién eres y dónde quieres estar.

Recuerda. Usa los recuerdos como trampolín, como palanca, para saber qué es lo que merece la pena y las alegrías.

Recuerda porque los recuerdos son los que te darán las pistas para escoger tu camino.

No te arrepientas. Jamás. Sobre todo si conseguiste sonreír, vibrar y sentir desde lo más profundo.

Tampoco si lloraste, entristeciste y caíste en los más hondo. Eso es porque llegaste a estar arriba, y podrás volver a estarlo.

Sé tu propia dueña y lucha, nunca dejes de luchar. Lucha contra viento y marea, con miedo pero con valentía, lucha por todo lo que te remueve y apasiona.

Jamás dejes de ilusionarte, sé mujer pero guarda tu rincón de niña.

Jamás dejes que nada te condicione, recuerda que solo existe una vida y no tendrás otra oportunidad para ser quién quieras ser.

Empatiza, perdona y abraza. No luches contra ti misma, conócete y explórate.

Rodéate de personas que no te juzguen, se entreguen y sepan darte el lugar que mereces. Haz lo mismo con ellas.

Sueña y no te estanques, recuerda que la libertad es tu derecho fundamental y jamás obrarás mal si te respetas a ti misma y a ese derecho.

Y por favor, recuerda que, aunque la felicidad son momentos, luchar por ella y dar pasos que te encaminen hacia donde quieres estar es lo que te dará la tranquilidad para morir en paz.

Plantéate, si algún día lees esto, si hoy morirías sabiendo que luchaste por todo lo que deseabas y viviendo la vida que querías.

Posted in reflexiones, Uncategorized | Tagged , , , , | Leave a comment

Grados

No creo en la otra mejilla, ni en dar para recibir. Solo creo en aquello que suma y resta, lo que te aporta y lo que te quita. En mantener el equilibrio.

No se puede controlar lo que acontece, ni lo que nos rodea, ni mucho menos lo que cada persona decide entregarte de si misma. Pero sí se puede controlar cuánto devolvemos a esas personas, en qué grado nos entregamos y qué lugar de nuestra vida le concedemos.

Y en eso consiste el equilibrio: en formar equipo, compartir y poner a cada uno en el lugar que le corresponde.

Tan sencillo y tan difícil: no dar para recibir pero sí dar lo mismo que se recibe, con el fin de no quedarse vacío.

Cada persona acompaña sus palabras con determinados gestos, ellos dan las pistas necesarias para saber qué es lo que le guía; “hechos son amores y no buenas razones” decía mi sabia madre. Guíate por la presencia de cada persona en cada momento de tu vida pero sobre todo, guíate de la alineación palabra-acto, mente-cuerpo. Solo así descubrirás en qué grado alguien te suma o te resta, o lo que es lo mismo, dentro de  su escala vital, en que nivel ha decidido ponerte.

Cuidado, el tiempo es demasiado finito como para ir arriesgando caer en el vacío.

 

Posted in opinión, reflexiones, Uncategorized | Tagged , , , , | Leave a comment

Revelaciones

Es  curiosa la manera en la que a veces se nos revelan las cosas. Una palabra o un acontecimiento sirve para, de repente, ver más claro aquello que se ocultaba ante nuestros ojos.  O ante nuestra mente. O ante nuestras emociones.

La evolución del ser humano ha de medirse en grados de frialdad, ingrediente que gana pulso en una batalla entre emociones. Cada vez más alejados del dolor ajeno, el egoísmo se convierte en una baza de fácil apuesta.

Ya no existen sacrificios ni compromisos. Y ojo con el hedonismo, bajo su bandera acoge a demasiadas acciones.

Quizás la clave para avanzar en este mundo de humanos superdesarrollados es precisamente esa: convertir la frialdad en nuestro mejor escudo en pos de una felicidad demasiado propia.

Quizás hemos de dejar de darle importancia al amor, quizás es él quién hace que todo funcione peor. O se entienda peor. Quizás  hemos de restar toda la importancia a valores, creencias y principios y olvidar  sobre qué nos construimos.

Posted in Uncategorized | Leave a comment