Cuerpo contra mente: del sexo y su banalización

“A mí no me atrae un buen culo, un par de tetas o una polla así de gorda; bueno…, no es que no me atraigan, claro que me atraen, ¡me encantan! Pero no me seducen, me seducen las mentes, me seduce la inteligencia, me seduce una cara y un cuerpo cuando veo que hay una mente que los mueve que vale la pena conocer. Conocer, poseer, dominar, admirar. La mente, Hache, yo hago el amor con las mentes. Hay que follarse a las mentes” Así comienza un discurso (rescatado de la película Martín Hache y su personaje Dante) que resume gran parte de lo que desde hace varios días ando reflexionando (sola y en compañía): la banalización del sexo.

Vayamos por partes. Por banalización se entiende el hecho de convertir algo en banal es decir, lo que según la RAE se entiende como “trivial, común e insustancial”. Y es que hemos extraído, asumido y elevado tanto nuestra parte biológica y animal, que hemos olvidado que como seres humanos, nuestro yo o nuestra sustancia se compone de algo más: la mente, con sus emociones, su inteligencia, sus voluntades.

Es curioso como nos reconocemos a nosotros mismos como seres diferentes a los animales por poseer esa mente, esa razón que es capaz de posicionarnos en otro nivel “más allá”, tanto, que incluso nos creemos con el derecho de dominar al resto de seres que nos rodean. Sin embargo, cuando hablamos de sexo acabamos defendiendo esa parte animal que entonces, es la que nos domina a nosotros: ese deseo imposible de frenar, esa necesidad puramente biológica, que nos lleva a la búsqueda del placer absoluto con el fin (original) de reproducirnos (pese a que ésta sea ya una batalla ganada).

 Sin embargo, la cuestión aquí radica en cómo influye esa mente en el sexo y en cada una de nuestras relaciones sexuales. Y es aquí donde también me planteo: ¿realmente en el sexo nos encontramos tan alejados de la mente? ¿Quién no reconoce o ha reconocido en algún momento esa sensación de vacío cuando ha tenido sexo con alguien con quien la mente no se alineaba?

Personalmente, creo que lo especial de nuestro sexo radica en que somos capaces de conectar con la inteligencia de alguien, cuando, como dice Dante, somos capaces de identificar una mente que mueve el cuerpo que físicamente nos ha atraído. Incluso se puede ir más allá de la inteligencia: cuando hay unas emociones, sentimientos o simplemente, una voluntad de la persona de dar parte de lo que es en ese acto.

Ojo, es en este punto donde hago especial énfasis en algo: no hablo de la necesidad de enamoramiento o amor en el acto sexual, tampoco planteo aquí la cuestión de la monogamia, la poligamia o la heterosexualidad de las personas, esas son cuestiones que aquí no tienen cabida. Solamente hablo del hecho de valorar el sexo como algo más allá de lo físico, como algo más allá de masturbarse con otro cuerpo o de dos cuerpos dándose placer: es el hecho de establecer una relación corporal pero también mental, es decir entrar en contacto con una persona, en su totalidad, con todo lo que es. Es imposible negar que hay una parte animal que nos domina pero si nuestra mente es capaz de establecerse en sintonía con ella y andar al unísono, es posible que ambas partes se equilibren, venciendo siempre la calidad ante la cantidad.

Y es aquí donde vuelvo a hacer referencia a esa banalización del sexo, puesto que gran parte de esta sociedad ha acabado por identificar el sexo con atracción física, obviando la atracción mental, cuando al final, físico y mente son dos sustancias que convierte al cuerpo en una misma y única realidad.

Aunque quizás, basta con hacerle caso a Bukoswki en su Máquina de follar: “Dejé atrás todo salvo el oculto gozo de saborear ser”.

“And rise with me forever,across the silent sand. And the stars will be your eyes, and the wind will be my hands”.

 

Advertisements

About lopezanais

Periodista, amante de la música. Somos lo que hacemos, pero también lo que decimos. La palabra como herramienta de construcción.
This entry was posted in reflexiones and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

4 Responses to Cuerpo contra mente: del sexo y su banalización

  1. maoka1978 says:

    Reblogged this on maoka1978's Blog.

  2. ¡Excelente! … Siguiendo tu blog 😀

    Saludos…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s